lunes, 7 de julio de 2008

Cuentitos humildes para disfrutar en familia o en fiestas negras



La muerte de los protozoos puede dar lugar a nuevas preguntas.

El niño insistió: ¿Pero mamá, y si es lindo morir?
La madre enfurecida y borracha subió el volumen del televisor y le dio golpes al pequeño hasta matarlo. Éste, insatisfecho, reencarnó.
Mientras se acostumbraba a su nuevo pelo rubio y aprendía a dividir por dos cifras de nuevo (tirando karma al techo como quien tira manteca), se le ocurrió preguntarle a su profesora si la muerte podía ser bella. La maestra prendió un cigarrillo y tirándole el humo en la cara al pequeño le dijo:
- No es una pregunta adecuada para un niño de tu edad
-Ya me siento un adulto profe, y confío en su criterio para con cualquier tema.
La profesora tiró el cigarrillo para atrás (cayó justo en la falda de Vanesa) tomó una silla y se la partió en la cabeza al joven.
No se la habían terminado de sacar del cráneo que el pequeño ya estaba naciendo en otro país de la misma lengua (casualidades que los Dioses fingen no saber porque suceden, casi siempre cambian de tema, o directamente te transforman en algo).
Cuando cumplió 11 años, y ya sospechaba lo que le iban a regalar en Navidad, se sintió preparado para enfrentar a su abuela.
Abu, ¿la muerte puede ser bella?
-Claro cariño, la muerte es parte de la vida y la vida es lo más hermoso gracias al amor. Vení, te voy a mostrar un texto donde tu abuelo poéticamente dejó descriptos los rayos de luz que bañaban sus ojos en su lenta agonía.
Se dirigieron a la vieja alcoba y la anciana tomo de la mano al pequeño llevándolo hacia el baúl con pasos cortos y prudentes. Metió sus temblorosos dedos dentro y sacó una motosierra con la que dividió al niño en seis simétricos pedazos.

Nuestro amiguito reencarno de nuevo, pero esta vez con tal mala leche que le tocó ameba y vive en el intestino de un empresario.


Profetas de todos los tiempos: Hoy “Carlitos Martínez” el profeta balcarceño.

Carlos José Martínez vive en la localidad de Balcarce. Se autodenomina el hermano mayor de Jesús y dice tener 2035 años.
Asegura que a su hermano lo mataron por error, ya que era a él a quien buscaban producto de un ajuste de timba. Su padre (que no se le escapa ninguna) presa del dolor, lo condenó a mantener la responsabilidad de la duración de la humanidad mediante un particular mecanismo: tomando vino. Por cada vino que toma Carlitos la raza humana goza un día más de existencia.
Esto explica sin mayores rodeos por que el profeta balcarceño fue visto públicamente en plazas rodeado de cartones y botellas en más de una ocasión, cantando rimas de arrepentimiento y señalando al cielo pidiendo perdón al rencoroso resucitado.

Carlos Martínez se encuentra hoy en la cárcel de Vidal por asaltar una licorería.
El guardacarcel cuenta que por las noches este curioso personaje mantiene conversaciones con su padre, a quien le recrimina por el abandono de una mujer y un Racing 1 – Independiente 2



2 comentarios:

Dede de Indonesia dijo...

Ehhh! Despiadado! Cómo se te ocurre que un niño curioso sea rebanado en seis partes!? Los niños curiosos, instigadores, molestos, filósofos... ellos no merecen ningún castigo...ya lo tendrán naturalmente... Un castigo para un filósofo bien puede ser una mujer...

sasasa dijo...

Deberíamos hacer una marcha para
el regreso de Carlitos Martinez a Balcarce y que siga cumpliendo su
condena allí. Estar preso en Vidal
debe ser terrible.-

SASASA