lunes, 28 de julio de 2008

El Latino

La rambla. Mar del Plata. 2008.

“… perdido en un mar de miradas poco escrutadoras estaba el bailarín latino en su microcosmos…”

Si bien seducidos por la marcha picante del movimiento poético de las caderas de este superhombre los testigos no pudieron dejar más que un video en el mundo físico. Nos abrieron las puertas para reflexionar acerca de temas tan complejos como la independencia metafísica y, si me permiten un poco de sinceridad, la envidia trascendental.
Encuéntrese aquí el logro de una persona que desafía la temperatura (comparar su vestimenta con la de los últimos hombres) amortizándola con calor de rima tácita en movimiento constante.

Sufrir es una alternativa...que consideran solo aquellos que se detienen a pensarla.


3 comentarios:

Dede dijo...

Terribles ganas de bailar. Las gorditas llevan el tiempo. El Latino es un revolucionario de este ritmo. Nadie lo comprende. Por eso rie. Y Baila. Y le pone el pecho al invierno. A pura pasión. Cuánta belleza sin descubrir...

sun dijo...

qué será de tu vida iña..

sun dijo...

ah pero vos sí que te esmeraste con las encuestas eh..