lunes, 13 de octubre de 2008

Pelado y me la banco.


Acabo de entrar en este mundo. La gente que no me conoce me mira la cabeza y me dice “pelado” .Y la que me conoce también, sólo que no me miran ya, siempre adivinan, siempre aciertan.
La cantidad de desdoblamientos y ambigüedades de la palabra puede hacer que varios me comparen con un pene, o algún tío macanudo se conforme con la rodilla…pero te das vuelta y ¡pum! está codeando a tu primo.
No es fácil ser parecido a cualquiera que no tiene pelo. Tampoco la lluvia y gotas siempre mas veloces hacia el cuello (el cuello ya resignado pobre, no entiende que pasa ahí arriba). Haber tenido pelo te hace notar que cuando te lo arreglabas y mirabas ignorabas un epitafio ya dictado para manos con dedos rotos. Un signo al viento para decirle “Me importa. Quitamelo pero no antes que la vida.”
Un día me vi sorprendido por un beso en la cabeza y pensé que era bueno tener más cuerpo para ser querido. También supe que me bañaba más rápido y secarse era similar a lustrar una bola de bowling (cosa que claro, no hice jamás). Que cuando entra una brisa lo advertís primero y miras reacciones ya tan dibujadas que le quitan sentido al estar. Ese fue un gran día que terminó frente al espejo. Me mostraba que solo la nariz me diferenciaba de la manzana y que llorar haciendo la vertical podría marcar dos arroyos en el talado mundo humano que me tocó vestir.
Camino. Me cruzo con hermanos de superficies brillantes y con una mirada ya nos conocemos. Sabemos que en realidad el gel es untable pero no nos lo decimos pues tenemos miedo.
¡Oh cabeza! instrumento percusivo y pizarrón con recta sellada para circunvolución. ¡Oh cerebro! Ya no te quejes por el adorno del caparazón que tus egoístas nervios perdieron en apuestas de voluntad.
¡Oh humanidad! No peinaré lo que fui para envolver lo que me toca ser.
Si aún queda alguien que deba espiar para darme un nombre, no pierda el tiempo. Soy el pelado, un gusto.

3 comentarios:

sun dijo...

"No peinaré lo que fui para envolver lo que me toca ser."





pichoncito de cortázar.
y el título del blog nunca estuvo más atinado.

ikakio dijo...

jajajajaj esperaba algo asi. Lo buscaste riendo seguro. Mas bien me suena tanguero, que se yo...

Anónimo dijo...

http://elultimopelo.blogspot.com/

cómo lloran, por dios...